Estimados y estimadas colegas:

El Coaching es una profesión nueva. En muchas ocasiones, la palabra coaching es utilizada inadecuadamente con intenciones de posicionar, en términos de marketing, ofertas que nada tienen que ver con lo que realmente es.

Muchas personas que salen de organizaciones por distintas razones, se presentan en el mercado como coaches, como antes lo hacían como consultores.

Varias “instituciones” ofrecen programas de formación que aseguran poder “certificar” como coaches a los participantes en actividades de fin de semana o en cursos cortos que no permiten el desarrollo de las competencias necesarias y el proceso de transformación personal necesario para un ejercicio profesional adecuado. Es suficiente utilizar los buscadores de internet para encontrar ofertas insólitas.

Sostenemos que no trabajamos de coaches, somos coaches.

Muchas empresas tienen programas internos que denominan coaching pero que, en realidad, son mentoring o formación.

El desconocimiento por parte de muchas personas y organizaciones y la intención de capitalizar una expresión que “suena bien” o está de moda, ha dado origen a un fenómeno de intrusismo que sólo puede acarrear una imagen deformada de lo que realmente hacemos como profesionales, implica un problema ético y genera peligro para los clientes.

Los que nos hemos formado en instituciones reconocidas y ejercemos la profesión con un claro código ético y un muy definido modelo de competencias, nos encontramos o escuchamos hablar día a día de “coaches” que sólo son “pescadores de oportunidades”.

Conversando con colegas de distintos países hemos detectado la necesidad de dar a conocer y reconocer a International Coach Federation (ICF), fundada hace 25 años, como la más grande e importante organización de Coaches del mundo, (más de 30.000 miembros acreditados en 140 países) y como la plataforma de pertenencia profesional que tenga en cuenta nuestras características e intereses comunes, centrándonos específicamente en el valor de una formación autoregulada, que es continua para garantizar una constante actualización, con un Código Ético que garantice un ejercicio profesional de alto standard a través de los distintos niveles de credencialización.

Teniendo en cuenta la globalización, construir también un servicio de referencia internacional que pueda generar oportunidades de desempeño profesional.

Con ese fin proponemos diseñar y poner en práctica campañas nacionales e internacionales de esclarecimiento entre empresas, organizaciones públicas y público en general sobre las diferencias de contratar Coaches credencializados por ICF vs. profesionales sin respaldo institucional.

ICF es una organización global sin fines de lucro al servicio de la sociedad, de los coaches en forma individual, de todo grupo, escuela o asociación que reúna coaches en actividad. En varios países, muchos de nosotros, como miembros voluntarios, desarrollamos actividades de distinto tipo en instituciones de la sociedad, participamos en congresos, jornadas científicas y todo tipo de eventos que puedan ser aportes a la comunidad y transformarse en noticia.

Participemos en programas de TV y radio, consigamos entrevistas en periódicos y revistas, hagámonos notar. Muchos de nuestros clientes, organizaciones y personas, respetando siempre la confidencialidad, pueden dar fe de los beneficios de nuestro trabajo.

Invito a todos los colegas de LATAM a aportar ideas y revisar experiencias exitosas de otras partes del mundo que nos sirvan para generar un plan maestro que permita las adaptaciones necesarias para cada país.

Realizamos esta convocatoria desde ICF Chile.

Agradecemos tu atención y te solicitamos que te pongas en contacto con nosotros, para saber acerca de tu interés en esta propuesta y tus ideas e inquietudes al respecto.

Esperamos tus noticias.

Saludos cordiales.

Jorge Kenigstein

PCC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.